fbpx

Funnel de conversión: qué es y cómo aplicarlo a tu e-commerce

Compartir este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Qué es un embudo de conversión? 

El embudo de conversión es un término marketero que trata de explicar los distintos pasos que tiene que dar el usuario o el posible cliente para cumplir un objetivo determinado. Nos referimos al proceso que se lleva a cabo antes de realizar una compra o conversión, como por ejemplo un registro, una visita a la web o la generación de un lead. Dicho embudo, se llama también “funnel de conversión”. 

 

ASPECTOS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE CREAR UN EMBUDO DE CONVERSIÓN

 

  • El tipo de producto que ofrecemos
  • El precio del producto
  • El canal de venta o conversión
  • Presupuesto disponible
  • Recursos humanos
  • Público al que va dirigido

 

LAS 5 FASES DEL EMBUDO DE CONVERSIÓN

 

  • Adquisición

Esta primera etapa del embudo consiste en cómo vamos a dar a conocer nuestra marca o servicio mediante estrategias de marketing, es decir, aquí tenemos que generar conciencia de que la marca existe. 

 

¿Cómo nos damos a conocer? 

  • Generación de contenido en RRSS. 
  • Participación en foros, comunidades, blogs, etc. 
  • Optimización SEO del sitio web. 
  • Campañas PPC en Facebook Ads y Google Ads.  

 

  • Activación

Hablamos de cómo nos vamos a ganar la confianza y el interés de la audiencia. 

En este punto, tenemos que trabajar con detenimiento el contenido, ya que este paso es determinante para ganar la confianza del usuario. 

Por lo tanto, tenemos que intentar que las primeras visitas a nuestro sitio web sean lo más agradables posibles, causando buena impresión a nuestra audiencia. 

 

  • Retención

En esta fase, el objetivo que se persigue es que los usuarios pasen el mayor tiempo posible en nuestra web. Puede ser que durante este paso, este trate de ponerse en contacto con nosotros, bien sea a través de un teléfono, e-mail o chatbot, con la finalidad de conocer más a fondo el producto o servicio. 

 

Aquí se considera la opción de realizar la compra. 

 

  • Venta

Es el punto más importante. Aquí convertimos las audiencias en clientes reales. 

Después de dar varios tumbos por diferentes webs de la competencia, finalmente se decide por adquirir nuestro producto o servicio. ¡El momento esperado ha llegado! 

 

Para que esta fase fluya rápido, simplemente pide la información necesaria (forma de pago, dirección de envío y datos personales), ya que hay que evitar que el cliente se agobie y abandone la compra porque dicho proceso le parece complicado o con muchos pasos. Hay que hacerlo esquemático, fácil y sencillo. 

 

 

  • Referencia 

Cuando cerramos una venta, el proceso no termina aquí. En esta fase, tenemos que lograr que esas mismas personas que han comprado nuestro producto/servicio, sean conviertan en nuestros prescriptores de marca, es decir, que aconsejen a terceros nuestros productos. 

 

Por lo tanto, un buen ejemplo de acción a realizar en este punto, sería ofrecer un código descuento del 15% en su próxima compra si nos recomienda a tres amigos. 

 

Tenemos que intentar que el cliente se sienta satisfecho, vuelva a comprar y que nos recomiende. 

Más artículos

©2020 Ecommalia - Ecommerce Solutions todos los derechos reservados.

Abrir chat
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?